Menu
Inicio
¿Que es?
Las aves
=> Fénix Ikki
=> Cisne Hyoga
=> Biografía no oficial de la relación I&H
Las Odas
Listado de Fics I&H
Especiales Fics I&H
Fanart I&H
Otro fanwork I&H
Curiosidades Oda
Unete al clan Oda
Cuenta OdA
Links Oda
 

Biografía no oficial de la relación I&H

Pues bien, tal como dice el titulo, esta es la biografía no oficial (obviamente ya que es una pareja yaoi no oficial en una serie oficialmente no yaoi) de cómo se dio la relación Ikki y Hyoga y como trascurrió a lo largo de los años.

Esta biografía está basada en hechos de la serie Saint Seiya Yaoi, algunos datos de fics y sobre todo en una encuesta hecha por OdAs donde se decidió paso a paso el trascurso de cómo sería una relación yaoi perfecta y creíble entre estos dos personajes.

Originalmente estaba pensada para la sección “locuras OdA”, pero siendo esta una página dedicada 100% a la pareja de aves, consideramos es un lugar adecuado para que la pareja tenga su propia historia semioficial, o digamos oficial OdA, aunque aún está pendiente un fic conjunto completo con esta biografía.

Esta biografía puede ser modificada según vallan surgiendo ideas o alguna renovación en la historia oficial de Saint Seiya.

Y pues eso es todo, esperamos la disfruten.

OdAs

Biografía de la relación Ikki & Hyoga

Ikki y Hyoga se conocieron desde muy pequeños cuando ambos huérfanos fueron adoptados por la misma fundación, liderada por un hombre que pretendía entrenar chicos para hacerlos guerreros, llevando a todos ellos a una enorme mansión.

La primera vez que se vieron las cosas no salieron bien, y por lo que seguramente después recordarían como una tontería de niños terminaron peleando a golpes sintiendo que decididamente se habían caído mal.

Sin embargo esta sensación no duro demasiado, no tardo mucho para que tras hacerse amigo de el hermano de Ikki, Shun Hyoga se fijara un poco más en aquel niño rebelde y aquella fortaleza que demostraba con todos, a pesar de ser un huérfano como el mismo que solía sentirse indefenso y triste en muchas ocasiones, pronto aquello llego a causar una cierta admiración y deseos de ser como era él y tener su coraje y frialdad.


Ikki por su parte de alguna manera no podía dejar de mirar al nuevo amiguito de su hermano el cual le parecía extremadamente bonito, con ese sedoso cabello dorado y unos ojos de un azul tan claro que le parecía lo traspasaba como si fuera algo divino, claro estaba que el muchacho seguía mostrando una actitud igual de hostil ante el otro nunca aceptando ni siquiera ante el mismo los hechos antes mencionados.

No obstante tras apenas unos años que estuvieron juntos en esa mansión, aquel que los adoptó, el señor Mitsumasa Kido decidió mandar a los niños a nuevos lugares con maestros especializados para seguir con su entrenamiento, fue así como tras una selección Hyoga terminó volviendo a Siberia, cerca del lugar de donde provenía y mucho mas del de donde su madre había sido enterrada. En cambio Ikki, tras haber cambiado papeles y sacrificado por su hermano fue a parar a la Isla de la reina muerte, un lugar nefasto donde la vida era casi imposible.

El entrenamiento en esos lugares fue muy duro para ambos, por lo que se olvidaron casi por completo de aquellos extraños sentimientos que habían sentido uno por otro durante la niñez, cuando mucho Hyoga en ocasiones hacía referencia mental a ese otro niño moreno como un modelo de lo que tenía llegar a ser para poder ser un buen caballero, con aquella insensibilidad y fuerza de la que a veces carecía. E Ikki en contadas ocasiones no podía evitar rememorar el brillo de los dorados cabellos del rubio tras estar cerca de Esmeralda.

Pero el tiempo paso de nuevo, hasta llegar al momento donde ambos hubieron de regresar a esa mansión, esta vez siendo llamados para un torneo donde todos se enfrentarían.

Hyoga fue el primero en llegar, finalmente sintiendo haber logrado su objetivo de ser un hombre frio y poderoso, se mostro bravucón ante todos ganando su primer combate y asegurando que lo haría con todos. Más pronto fue otro quien reto a todos, cuando Ikki finalmente dio la cara y se mostro tal como era en ese momento, un ser lleno de odio, dispuesto a acabar con cualquiera, declarándose abiertamente como enemigo de todos los presentes.

Ikki se había asombrado al ver nuevamente a Hyoga, llegó a no reconocerlo por unos momentos, aquel niño bonito amigo de su hermano, era ahora un atractivo hombre que mostraba una personalidad tan pendenciera como había sido la suya. Sin embargo Ikki ahora no estaba para admirar al muchacho ruso, el tenía un objetivo, la venganza.

El rubio sufrió un gran desconcierto al volver a ver a Ikki, su héroe de la infancia era ahora un hombre rencoroso con una ambición sin sentido, algo que él nunca imagino y que le provoco una gran desilusión y irritación, tanta que fue el primero en saltar tras él cuando este huyo robando la armadura dorada que era el premio para el ganador del combate.

Ikki y Hyoga se enfrentaron en una lucha cruel y feroz, el moreno obsesionado por demostrar, incluso a él mismo su ahora total carencia de sentimientos lastimo a Hyoga en lo más profundo, física y espiritualmente con las pesadillas demoniacas que ahora eran parte de sus ataques de luchas. El ruso se defendió con la misma saña, el también estaba demostrando su recién adquirida frialdad, y lo haría aun mas contra aquel que había sido su primer maestro en adquirirla. 

Tras la lucha todo se aclaro, descubriéndose el verdadero motivo de aquella cruel reacción del fénix, entonces se supo como durante años su propio maestro lo había aleccionado para llegar a odiar de esa manera, usando el maltrato y la crueldad para ello, llegando aun mas allá al acabar con la única persona que dio consuelo a el moreno durante esos días.

La historia conmovió a Hyoga y lo hiso darse cuenta de muchas cosas, como que realmente Ikki era más que aquel ser rebelde  y feroz que el había imaginado y deslumbrado, tenía también sentimientos, aquellos que lo hacían ser al mismo tiempo protector y llegar a querer con tanta pasión como la que demostraba luchando, de alguna manera en lugar de aquello acabar con la admiración que había sentido por él, esta se incrementó. 

Continuara…
 



Hoy habia 1 visitantes (49 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
 


 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=